• Estrategias de Crecimiento en Marketing y Ventas
  • Síguenos en:
      • Twitter Síguenos en twitter para estar al día de todas nuestras novedades
      • Facebook En facebook abrimos una área de debate para estar al día de todas las novedades en Marketing online ¡Síguenos!
      • YouTube Publicamos y compartimos presentaciones y tutoriales en vídeo en nuestro canal de youtube
      • LinkedIn Síguenos en Linkedin para conectar con todos nosotros y conocer los detalles de nuestros servicios.
      • Google+ Contacta con nosotros en Google+ para estar al día de todas nuestras actualizaciones
      • Blog Suscríbete a nuestro Blog para estar informado y conocer todas nuestras publicaciones
  • 977 276 675
  • info@aventaja.com

Cómo exportar sin morir en el intento: reglas básicas para la exportación

11/ 10/ 2016

Exportación

No Comments

reglas-basicas-para-la-exportacion.jpg

Lanzarse al mercado exterior siempre implica una serie de miedos e inseguridades que hacen que se plantee la cuestión "cómo exportar sin morir en el intento". Es lógico que toda empresa que se plantee un cambio tan importante dentro de su actividad sienta los recelos de poner en riesgo su valía. No obstante, el miedo siempre hace que las cosas parezcan más peligrosas de lo que realmente son. Antes de lanzarse al vacío hay que tejer una buena red de seguridad que proteja de los imprevistos que puedan surgir. Unos imprevistos que, sin duda, harán más fuertes y competitivas a las empresas.

Descarga gratis la guía: 10 pasos para realizar una campaña de Inbound  Marketing exitosa

Reglas básicas para la exportación

Exportar significa llevar los productos y/o servicios fuera de las fronteras, por lo que lo primero que hay que tener en cuenta es que nos estamos dirigiendo a un mercado diferente. Sus normas, costumbres e idioma serán distintos. Hay que estar preparados porque, lejos del miedo, se encuentra un mundo lleno de nuevas oportunidades. A la pregunta de cómo exportar sin riesgos se unen los siguientes consejos:

1. Investigación previa

Es necesario una buena investigación del país al que se desea llegar comercialmente. Es decir, conocer su situación política, su cambio de moneda, sus intereses, la competencia, etc.

2. Establecer plazos viables

Una operación de este calibre entraña un tiempo para realizar las cosas bien. Se trata de tejer una buena red de seguridad antes de lanzarnos a la aventura.

3. Inversión controlada

Contar con los recursos e inversiones necesarios para que todo el esfuerzo termine en éxito es fundamental por lo que deberemos dedicar tiempo y recursos a asegurar que este tema está totalmente atado.

4. Logística

Planificar con tiempo el aspecto logístico de la operación, teniendo en cuenta aduanas, posibles incidencias durante el viaje, etc. nos ayudará a prevenir desagradables imprevistos que pueden llevarnos a muchos quebraderos de cabeza.

5. Buscar los socios adecuados

Contar con socios locales de confianza. La información es poder y estas personas pueden orientar mejor que nadie, ya que serán los ojos allí donde no se puede ver lo que sucede. Dándoles cierto conocimiento interno sobre nuestro negocio, ellos deberían reconocer qué clientes son los mejores buyer persona para nuestra empresa.

6. Gestión de cobros 

Minimizar al máximo los posibles riesgos a la hora de cobrar. Clientes morosos los hay en todo el planeta, así como el retraso en los pagos. Una forma de cubrirse ante esto es el factoring de exportación, en el que una entidad financiera se encarga de anticipar las facturas, así como de ofrecer cobertura en los casos de retrasos o impagos.

7. Control de producción

No producir más de lo que se va a vender. Es fundamental realizar la fabricación por lotes y, una vez vendidos, pasar al siguiente nivel. Cuando hablamos de servicios, aplicaremos el mismo sistema, empezaremos a destinar recursos una vez el contrato esté totalmente cerrado.

8. Estrategia de marketing 

Definir planes de comunicación y marketing especiales. Hay que entender que cada país es un cliente diferente, por lo que no sirven las estrategias desarrolladas en el país de origen. Es necesario adaptarlas a las necesidades y exigencias del nuevo mercado, teniendo en cuenta siempre nuestras fortalezas y debilidades.

Exportar no es una operación sencilla. Sin embargo, si se realiza correctamente, puede suponer una enorme oportunidad para nuestro negocio.

Si te ha interesado este post, quizás también te interese esta guía gratuita en PDF:

ebook gestion de leads gratuito

Topics: Exportación