• Estrategias de Crecimiento en Marketing y Ventas
  • Síguenos en:
      • Twitter Síguenos en twitter para estar al día de todas nuestras novedades
      • Facebook En facebook abrimos una área de debate para estar al día de todas las novedades en Marketing online ¡Síguenos!
      • YouTube Publicamos y compartimos presentaciones y tutoriales en vídeo en nuestro canal de youtube
      • LinkedIn Síguenos en Linkedin para conectar con todos nosotros y conocer los detalles de nuestros servicios.
      • Google+ Contacta con nosotros en Google+ para estar al día de todas nuestras actualizaciones
      • Blog Suscríbete a nuestro Blog para estar informado y conocer todas nuestras publicaciones
  • 977 276 675
  • info@aventaja.com

10 indicios de que debes externalizar tu departamento de marketing

21/ 04/ 2016

Externalización del marketing

No Comments

externalizacion-del-marketing-online.jpg
¿En muchas ocasiones crees que puedes llegar a todas partes? la dura realidad es que no es así. Siempre puedes encontrarte con tareas que te sobrepasan o, simplemente, preferirías dedicar tus esfuerzos a otras actividades en las que eres mucho más productivo y valioso para tu negocio. En estos casos, el contar con un equipo de profesionales expertos en la materia que se ocupe de ciertos asuntos a los que no podemos atender correctamente, es una gran opción.

El outsourcing no debe significar la pérdida de control. Muy al contrario, el externalizar una parte o completamente tu departamento de marketing online debería aportarte mucha información, además de más tiempo para poder procesarla debidamente y que te permita tomar decisiones de negocio de forma ágil y sencilla.

Por qué externalizar tu departamento de marketing

A continuación te presentamos 10 escenarios en los que quizás te sientas identificado. 

1. No conoces el ROI de tus acciones de marketing

Para saber si tus acciones de marketing están funcionando correctamente, es fundamental hacer un seguimiento constante de los resultados que se están consiguiendo.

Deben establecerse unas métricas que, en base a los objetivos globales de la empresa, nos aporten los datos que nos permitan realizar acciones correctivas para mejorar dichos resultados y alcanzar los objetivos marcados.

2. No tienes claro el mensaje que tu empresa está comunicando

¿Has preguntado a tus empleados cómo venden tu empresa? ¿Cuál es su discurso? Si haces la prueba y detectas distintos mensajes entre ellos, tienes un problema. Si tu propio equipo está generando diferentes discursos para exponer qué vende tu empresa, imagina cuál es la imagen que tendrán tus clientes potenciales de ella.

Probablemente no sea una imagen claramente definida, sino muchas y confusas.

3. No tienes bien definido el público al que te diriges

Si eres de los que vende de todo a todo el mundo, quizás eso te haya funcionado en algunas ocasiones o, dependiendo de tu pericia, en muchas. Pero no podrás negar que no es la estrategia adecuada. De hecho, no es una estrategia, sino una forma de trabajar casual y demasiado desorganizada si entre nuestros objetivos se encuentra el crecimiento de nuestra empresa y el aumento progresivo de nuestra propia eficiencia.

El hecho de definir detalladamente a qué buyer personas nos dirigimos y con qué servicio, nos facilitará sumamente el trabajo y nos ayudará a mejorar en muchos sentidos.

4. Los leads que llegan a tu empresa son muy heterogéneos

Como consecuencia de los puntos anteriores, es probable que no estén llegando a tu departamento de marketing los leads que aportan a tu empresa un mayor ROI. Posiblemente sean leads heterogéneos: una variedad infinita de leads con requerimientos específicos cada uno de ellos y que, te generan un gran trabajo y muy poco retorno de la inversión.

Mejorar el mensaje y definir bien a quién nos dirigimos te ayudará a generar tráfico más adecuado hacia tu página web.

5. No recuerdas la última vez que hiciste una actualización en tu página web

Mantener una página web actualizada, atrayente, optimizada y adaptada a todo tipo de dispositivos conlleva mucho más trabajo del que en un inicio podría parecer. Incluso con las actuales herramientas de CMS, que nos facilitan muchísimo el trabajo, es necesario realizar ciertas tareas de mantenimiento que pueden causarnos más de un dolor de cabeza.

Y no sólo hay que tener en cuenta el mantenimiento, el cometido de la página web es atraer conversiones. Para ello, la página web debe estar bien estructurada y optimizada para SEO. De otra manera, resultará invisible para los motores de búsqueda.  

6. Preferirías no pasar tiempo atento a los constantes cambios en las reglas de SEO

Resulta muy difícil para un responsable de marketing estar alerta de los constantes cambios y la complejidad en general que conlleva el SEO.

Por ello, esta es un área en la que el outsourcing suele funcionar muy bien puesto que un experto se ocupa de asegurar que tu página web está cumpliendo los requerimientos que le permiten ser indexada correctamente por los principales buscadores.

7. No estás recibiendo resultados de tus campañas de publicidad online

Google AdWords, Facebook, Linkedin, Twitter…existen multiples plataformas desde las que podemos lanzar nuestras campañas SEM, pero no todas ellas funcionan igual. Dependiendo de nuestra empresa, el servicio/producto que queremos promocionar y el público al que nos dirigimos, deberemos escoger una u otra para que nos reporte mejores resultados.

Además, no basta con tener claro el canal en el que debemos lanzar nuestras campañas, los anuncios deben redactarse en base a una serie de criterios y, sobre todo, teniendo en cuenta la estrategia de palabras clave de la compañía.

8. No tienes tiempo ni recursos suficientes para cubrir las necesidades de marketing de la empresa

Eres el responsable de tu empresa y debes ocuparte de la definición de nuevos productos o servicios y la promoción de los mismos, la elaboración de las distintas campañas de marketing de la compañía, la preparación de eventos, el mantenimiento de la página web…y un sinfín de tareas más.

¿No crees que serías más productivo y eficiente si contaras con un equipo de profesionales que te ayudará con todo ello?

9. Lanzas acciones puntuales sin tener una estrategia de marketing definida

En relación con el punto anterior, cuando estamos faltos de tiempo solemos actuar al revés de como deberíamos. Así, en lugar de definir bien una estrategia que sea el núcleo de todo nuestro trabajo, acostumbramos a lanzar acciones puntuales que soporten los proyectos que vamos lanzando pero no hacemos un correcto seguimiento de los resultados que nos permita aplicar acciones correctivas e ir mejorando continuamente.

Eso nos lleva inevitablemente a no ser todo lo eficientes que podríamos ser.

10. No estás haciendo una buena gestión de los leads

En más ocasiones de las deseadas, no prestamos la suficiente atención al proceso de gestión de leads, cosa que repercute de forma directa en las ventas y beneficios generados.

Un proceso de gestión de leads bien pensado e implementado puede suponer un antes y un después en cualquier empresa. Pero, para su implementación se requiere de un análisis concienzudo y una visión global de la empresa y sus objetivos.

¿Te has visto reflejado en alguno de ellos? En caso afirmativo, te recomendamos que te plantees externalizar tu departamento de marketing como una alternativa a valorar.

Si te ha interesado este contenido, quizás te interese nuestra sesión de diagnóstico gratuita con un experto:

sesión de diagnóstico inbound gratis

 

Topics: Externalización del marketing